Principal Blog ¿Está pensando en vender su negocio? Tenga en cuenta estos consejos

¿Está pensando en vender su negocio? Tenga en cuenta estos consejos

No es raro que los emprendedores lleguen a un punto en el que quieran salir de su negocio. Puede ser difícil administrar una empresa y muchos propietarios están listos para seguir adelante después de años o décadas al mando. Pero antes de abandonar el barco, hay algunas cosas que debe saber sobre cómo funciona el proceso para que pueda obtener el mejor trato posible cuando llegue el momento de vender su negocio.

definir deus ex machina en la literatura

1. Prepárese para vender su negocio

No puede simplemente regalar las llaves y dar por terminado el día. Antes de comenzar las negociaciones, debe evaluar su negocio e identificar qué necesita mejorar antes de que alguien quiera comprarlo. Esto a menudo se denomina 'poner su casa en orden'. Observe todas las áreas de su negocio, desde las finanzas hasta los clientes y más allá. Hágalo más fuerte y atractivo si quiere mucho en su empresa.



2. Fije el precio correcto

Claro, usted sabe lo que pagó por su empresa (o cuánta deuda contrajo), pero eso podría no ser lo que alguien está dispuesto a pagar por ella. Necesita averiguar si sus ambiciones y deseos se alinean con el mercado. ¿Cuánto vale una empresa como la suya? Una evaluación puede ayudarlo a determinar ese número y también puede brindarle información sobre cómo posicionar su negocio para obtener el máximo interés de los compradores potenciales.

3. Elija el corredor adecuado

Los corredores son similares a los agentes de Hollywood. A menudo, tienen conocimiento interno sobre quién está buscando comprar y cuánto podrían estar dispuestos a pagar. Su corredor también puede ayudarlo a determinar qué posibles compradores son legítimos y prepararlo para lo que sucederá durante el proceso de negociación. También pueden ayudarlo a determinar el valor de su negocio e incluso podrían ayudarlo a obtener un precio más alto que si intentara vender por su cuenta. Ya que solo el 20% de las empresas que están a la venta realmente venden, un corredor puede ser útil para hacer que su empresa se venda realmente.

4. Prepárese para la debida diligencia

Después de recibir una oferta, el comprador realizará un examen exhaustivo de su empresa. Esto se conoce como diligencia debida y puede ser desgarrador si no está preparado para ello. Deberá permitir que los compradores potenciales accedan a los registros financieros de su empresa e incluso proporcionarles información confidencial sobre clientes y empleados. Si puede aceptar esto como parte del proceso y mantener la calma, puede causar una buena impresión en los compradores potenciales. Recuerde que las estimaciones muestran que al menos la mitad de todos los acuerdos entre un comprador y un vendedor colapsan durante el proceso de diligencia debida y nunca se cierran.



5. Mantenga el negocio en marcha durante las negociaciones

Si espera recibir una gran oferta para su empresa, debe permanecer en el negocio durante las negociaciones. Si los compradores ven que las ventas han bajado y los gastos son altos, podrían pensar que está desesperado y ofrecer un precio bajo. Durante las negociaciones, a menudo se le pedirá que reduzca el precio, pero si puede mantener las cosas a flote mientras espera una respuesta, es probable que el comprador cumpla con sus términos. Cuanto más grande sea tu negocio, más probabilidades hay de que se venda, así que tenlo en cuenta también, ya que un tercio de las empresas con más de $ 30 millones en ingresos anuales se venden.

6. Identifique sus metas

¿Está más interesado en obtener el precio más alto posible? ¿O desea alinear a un comprador que mantendrá su empresa a flote y preservará el legado que ha construido? Es útil saber qué es lo más importante para usted antes de que comiencen las negociaciones. Es posible que no obtenga todo lo que desea, pero podría ayudar en términos de al menos obtener una oferta aceptable.

7. Negociar hasta que sea un trato

Es posible que tenga un precio en mente, pero es posible que su comprador no lo iguale. Por eso es necesario negociar hasta que se llegue a un acuerdo. Si bien esto puede ser difícil de hacer, si considera las negociaciones solo como parte del proceso, puede ayudar a calmar sus nervios y permitirle tener un diálogo productivo. Cuanto más entusiasme al comprador con su negocio, mejor estará cuando llegue el momento de cerrar el trato.



No puede simplemente poner su negocio a la venta y esperar a que suene el teléfono. Debe tomar medidas, identificar compradores potenciales y prepararse para regatear. Recuerde, si está buscando la mejor oferta, trabajar con un agente comercial podría ser la decisión más inteligente.